Avifauna

Existen más de 180 especies, entre las cuales se encuentran la Gaviota Cocinera, los Cisnes de Cuello Negro y las Garzas Blancas, y el Pingüino de Magallanes. La Isla de los Pájaros es un lugar de conservación excepcional para dichas especies. 

Gaviota Cocinera
Para los argentinos, su nombre el sinónimo de playas y puertos. La gaviota cocinera es una de las aves costeras más frecuentes en el país. Como otras aves marinas, tiene una notable capacidad de vuelo, incluso en sitios ventosos. El cuerpo es blanco y las alas negras. Se la ve solitaria o en grupos buscando alimento, que consiste en carroña, huevos y crías de otras aves. El nido lo construye cerca del mar con plumas y vegetales. 

Pingüino de Magallanes
En la Peninsula hay más de 40.000 nidos activos de Pingüinos de Magallanes. Esta simpática especie, que aprovecha la protección natural que ofrecen nuestras costas, se ha transformado en una atracción especial para miles de turistas.

Garza Blanca
Se encuentra habitualmente en las proximidades de rios, lagos y lagunas, en la costa de mar, y hasta se pueden encontrar en los arboles. Su plumaje blanco, contrasta su figura esbelta con el paisaje, andando sola o en grupos.

Cisnes de Cuello Negro
Con su cabeza y el cuello son negros, el “antifaz” blanco que rodea los ojos y se afina hacia la nuca, y el resto del plumaje blanco puro, estas aves de real belleza se desplazan por el agua de manera estéticamente maravillosa. Claro que, al salir de ella, sus patas cortas hacen de su andar en tierra un caminar bastante torpe. Y en el cielo, en bandadas triangulares, constituyen un deleite para la vista.